Dirección: Rosales

Fecha de inicio de obra: 3 de Octubre del 2018

Fecha de finalización de obra: 10 de Noviembre 2018
Adaptar un espacio para que se vuelva un hogar, a veces requiere de varias intervenciones, algunas más grandes que otras. Aunque en esencia son simples, llevan su tiempo para conseguir el ideal que se busca.

El hilo conductor que marcó esta remodelación fue el color rojo. Colores neutros y materiales reales en todos los espacios. Aspectos, industriales amplios y altos. Puesto que esta sala, de seis metros de alto cobra vida con el ladrillo expuesto. 43

Un baño lleno de cebras, puede no ser el gusto de todos. Por lo que se arrancó lo que había de papel de pared, para poder simplificar y conseguir una base que armonizara el baño social. Se le dieron unos toques de iluminación al espacio, como sello personal, para resaltar el espacio. Destacando hasta los espacios más pequeños y menos pensados, los cuales tienen también una identidad acorde al apartamento.

6.png

2

Las butacas rojas hacen parte de este hilo conductor, el cual combina muy bien con los materiales neutros y más fríos y con la calidez de la madera, presente en el piso en espina de pescado y en el recubrimiento de las paredes de la cocina.

 

1.png

 

Si nuestra vida es lo social, las zonas sociales son importantes, ya que son los espacios que compartimos con nuestros invitados. Es el espacio que refleja nuestra personalidad, y es testimonio de lo que somos y creemos. Una pared toda blanca, no esta mal, pero ladrillo pintado de blanco, hace que se pierda a la vista cosas que podemos apreciar.

Un buen ladrillo que es agradable de contemplar tiene que ser despojado de las capas que lo ocultan, para que su belleza pueda ser percibida. El material en su estado natural y real.

2.png

Aunque fácil es el concepto de quitar la capa de pintura. El tiempo y la energía invertida fue grande, pero esta única acción que tomo esfuerzo, diferenció el lugar.

Dándole un nuevo valor, y una nueva identidad. Otorgando el espacio de calidez, puesto que el ladrillo aporta rugosidad, color y tradición.

 

3.png

Ese no fue el único espacio que se tuvo que raspar la superficie para conseguir un nuevo aspecto. También la terraza que tiene un deck de madera, que estaba en muy mal estado, que al pulirse volvió a recobrar vida.

Al estar en buenas condiciones, solo necesitaba que le quitaran lo que el tiempo había afectado, y ponerle una nueva capa de protección.

4.png

Adicional a esto, se re-ubicó en esa terraza una escalera en caracol que estaba en otra parte del apartamento. Con el fin de tener un acceso a la cubierta.

Como últimos detalle, se creó un elemento adicional. Una puerta roja, que no solo resalta en el estudio, sino que, en su funcionalidad actúa como elemento divisor, ayuda a darle privacidad al cuarto cuando sea requerido.

WhatsApp Image 2018-10-19 at 9.19.27 AM

Y en la zona social se amuebló, no solo para darle un aspecto de espacio habitable, sino para darle el carácter que complementa al apartamento.

5.png